miércoles, 22 de octubre de 2008

SE EXTIENDE POR LA REGIÓN LA POLÍTICA DE ELIMINAR JARDINES


El diario digital Vegamediapress denuncia en su "páginas" que el Ayuntamiento de Archena, en manos del PP, suprime zonas verdes, y las convierte en zonas asfaltadas. La foto pertenece a una de esas zonas, en concreto una situada en la urbanización llamada "Paco el Barranco" de una superficie de 3565 m2, y nos muestra el estado muy adelantado de las labores de asfaltado.

Esta ilegalidad recuerda a la que el Ayuntamiento de Santomera perpetró hace unos días sobre el paseo del Diario La Verdad y lo que debía ser la continuación del jardín de Manuel Azaña (conocido coloquialmente como el jardín del cementerio); que, como decíamos la semana anterior, han pasado a ser por decisión de la mente cazurra y cacique de nuestros mandamases una inútil y fea zona asfaltada; aunque en Archena, al menos, han tenido la vista de disimular plantando en medio de tanto alquitrán algunas filas de moreras.

Lo bueno del caso es comprobar que no sólo hay tarugos en nuestro ayuntamiento, por el aquello del "mal de muchos consuelo de tontos", sino también en muchos otros municipios de la Región de Murcia; que parece que no, pero visto como va el año por aquí es un alivio.

4 comentarios:

maria jose dijo...

respecto a al aparcamiento junto al cementerio, no se si será el lugar acertado,pero algo así hace falta en el pueblo

Gonzalo Pardo dijo...

Estoy de acuerdo con el comentario de Maria José, Santomera necesita un Aparcamiento; pero no junto al cementerio, pues a todos nos pilla lejos de nuestras casas y centros de trabajo o compra; y mucho menos ocupando un jardín.Lo que hace falta es más previsión y menos improvisación.

Pilar dijo...

lejos del mercadona y del ayuntamiento???? gonzalo pardo... le regalo unos patines y llega usted a la puerta si quiere.

Carlos Izquierdo dijo...

¿El parking es para los que trabajan en el ayuntamiento y compran en el mercadona? ¡Qué más da!
No se está cuestionando el aparcamiento. Puede ser una buena solución, pero no en este sitio, que debe ir destinado a aquello para lo que se concibió y que legalmente regula el PGMO, es decir, zona verde.
No cabe, pues, cuestionarse el lugar, sino su legalidad.