jueves, 11 de septiembre de 2008

LA IRREGULAR DISTRIBUCIÓN DEL ALUMNADO INMIGRANTE

Los centros de enseñanza pública murcianos copan el 87,6% de los alumnos extranjeros, mientras los centros concertados apenas escolarizan a un 12% de estos niños.

Los datos los ofrecía ayer el diputado regional socialista Jesús López. Y eran contestados por la directora general de centros, María José Jiménez, quien restaba importancia a las cifras y señalaba al diario La Verdad que la responsabilidad última de esta disparidad correspondía a los padres inmigrantes, puesto que no elegían los centros concertados por su confesionalidad.

Para Jesús López este reparto del alumnado extranjero es la viva muestra de un "desequilibrio entre ambos centros". Desequilibrio especialmente clamoroso en determinados municipios murcianos que poseen " centros concertados que apenas tienen alumnos extranjeros, mientras que algunos públicos concentran la mayoría".

En siete municipios de la Región de Murcia la disparidad entre los inmigrantes escolarizados en la red pública y la concertada es absolutamente desorbitada ( como se aprecia en el cuadro de la izquierda ) .


Un colectivo de maestros y profesores madrileños, llamado Lorenzo Luzuriaga, advierte de que esta irregular distribución de los alumnos extranjeros favorece la extensión de la educación concertada o privada; relega la enseñanza pública a un papel gregario y pone en entredicho la cohesión social, cultural y territorial de nuestra comunidad.

3 comentarios:

Carlos dijo...

El crecimiento del número de alumnos en la región no se ha visto acompañado de la construcción de suficientes colegios. Por suerte, para la administración autonómica, ahí estaban los colegios concertados para crear nuevas aulas con que cubrir el aumento demográfico experimentado por Murcia; y de paso acoger a todos aquellos niños que sus papas no quieren que compartan aula con los hijos de inmigrantes.

Otra Mirada dijo...

En Santomera, se necesita urgentemente la construcción de un cuarto colegio, ya que el colegio Ricardo Campillo, esta soportando tres lineas, cuando solamente esta diseñado para dos.
La solución no puede pasar por la construcción de un cuarto colegio privado, ademas proyectado para que solamente se pueda ir en coche, para que sea más dificil que todos los alumnos puedan acceder al mismo. Eso provocara que lo que refleja las estadisticas del post, empiecen a darse en Santomera

Carlos Izquierdo dijo...

A la derecha le importa un pimiento la integración de los inmigrantes. Ante la llegada de alumnos de otros países y culturas a nuestros Colegios, lo que hacen es llevar a sus hijos donde creen que no se van a "contaminar". No hay más que ver lo mal que le sienta a Rajoy que los trabajadores inmigrantes tengan derecho al paro. Un derecho, por otra parte que se han ganado trabajando y pagando sus impuestos.