miércoles, 21 de abril de 2010

Contra la intoxicación, la verdad

Antonio Campillo Ruiz, “El Bamboso”

La presente reflexión está dedicada a los jóvenes. A todos aquellos que han tenido la suerte de nacer en democracia.

No es extraño que se produzcan intoxicaciones si los productos consumidos están podridos. En general, no es fácil saber la causa de la intoxicación ya que los microorganismos no son fáciles de localizar e identificar.

Esto es lo que se trata de hacer con uno de los poderes más importantes del Estado: el Poder Judicial. La cuestión es que, en este caso, sí se pueden ver e identificar a los microorganismos y a los agentes patógenos intoxicantes: se trata de determinados grupúsculos que atacan porque los productos bactericidas de la democracia española parecen ser “insuficientes” para su doctrina, su mala fe y su sempiterna arrogancia hacia los que buscan la Justicia.

Empecemos. 1 – El juez Prego, conocido por su ideología franquista:

“El magistrado del Tribunal Supremo Adolfo Prego de Olíver, ponente del auto que admitió a tramite la querella del sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el juez Baltasar Garzón por investigar los crímenes del franquismo, ha intervenido en los últimos años en, al menos, dos actos públicos en los que justificó el golpe militar de 1936.

Dichos actos, celebrados el 26 de enero de 2005 y el 14 de febrero de 2007, tuvieron como escenario el Casino de Madrid, una emblemática institución privada de la capital de cuya junta directiva el propio juez Prego forma parte. En ambos, el magistrado del Supremo ejerció idéntico papel: pronunció el discurso que dio paso a sendas conferencias del escritor Pío Moa, uno de los principales representantes del revisionismo histórico que pretende justificar el "alzamiento" de julio de 1936 como la respuesta a un supuesto golpe de Estado previo realizado por el Frente Popular.”
Ó. Lopez-Fonseca – Madrid 21/06/2009

Como refleja el escrito publicado en periódicos nacionales, es el ponente del auto que admite la querella que presenta Manos Limpias, sindicato ultraderechista, y otros grupúsculos contra el juez Baltasar Garzón. En informaciones nacionales se publica:

“El secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad, ha acogido como "un triunfo del Estado de Derecho" la decisión del Tribunal Supremo y ha señalado que si este juez es condenado se extirpará "el cáncer de la Justicia española". Bernad se ha mostrado convencido de que habrá una sentencia condenatoria contra Garzón, pese a las "presiones terroríficas" de los últimos meses para evitar que este juez sea juzgado.”

“Extirpar el cáncer de la Justicia española”. Fíjense bien lo que dicen. El cáncer de España ha sido y siguen siendo los fanáticos fascistas. El cáncer de España han sido los que han obligado a vivir de rodillas a conciudadanos que han pensado, sentido y soñado con la libertad mientras otros muchos, atemorizados, se acercaban a los opresores para recoger sus “migajas”. El cáncer de España es la revancha y el revanchismo de los vencedores que, en una, repito, mal llamada “ejemplar transición política”, perdonaron a los vencidos por segunda vez y ahora tratan de vengarse por enésima vez. El cáncer de España es el soplo a la hoguera de la desesperanza y el conformismo que muchos atizan para desvirtuar los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial del Estado de Derecho, la inmensa mayoría de las veces con el llamado cuarto poder: la desinformación y los medios de comunicación “propios” o “afines”.

2 – El juez Prego es íntimo amigo del juez Valera y, posiblemente, la querella se presenta cuando está de guardia para que sea él quien la tramite. Como en los ambientes universitarios se conocen casi todas las anécdotas de los profesores, tendré que decir que el juez Valera decía en las clases que impartía a sus alumnos: “…Dios se hizo hombre y nació en la Tierra en dos lugares: Belem y el pueblo de Garzón…”. Su animadversión es manifiesta. Pero, a pesar de ello siempre se dice “con sorpresa”: “…pero si Valera es un juez progresista…”, si, tan progresista que es íntimo amigo de Prego. Digamos más bien que se trata de un converso y “…¡Ay, de los conversos…! Siempre se levantarán contra sus antiguas ideas…”. Así pues, la causa llega a él y empieza la tragicomedia de purga al “enemigo”.

3 – No se hace caso a ninguna recomendación judicial de fiscales o cualesquiera otros grupos de jueces, nacionales o internacionales sobre la teatral parodia aplaudida por quien sustenta a la extrema derecha y por ella misma.

José Antonio Martín Pallín, magistrado del Tribunal Supremo (TS), ha afirmado que "nunca se debió admitir la querella" contra el juez Garzón, por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo y señala que “nadie entiende lo que está pasando en España, que a su juicio va contra la corriente del derecho internacional”.

Amnistía Internacional, como ya escribí en mi anterior reflexión, llega a decir, igualmente suscrito por noticiarios nacionales e internacionales:

“Amnistía Internacional considera "insólito" que un magistrado pueda ser juzgado por buscar "la verdad, la justicia y la reparación" para más de 100.000 desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura. El director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán, apunta que sería "el primer caso en el mundo" y que supondría "un mensaje tremendo a otros países de que el juez que lo intenta es procesado". Beltrán ha añadido que Amnistía Internacional sigue "muy detenidamente" el caso y con preocupación.”

Baltasar Garzón ha sido denunciado en un oportuno momento: cuando la causa se sabía que llegaría al juez Valera. De esta forma se consiguen varias de las metas que se han propuesto los políticos del partido que ayuda, recoge y arropa entre sus filas a los denunciantes y además les justifica: a) desprestigio de las instituciones; b) destruir e incumplir leyes que han sido aprobadas por un parlamento elegido democráticamente; c) tapar otras causas en las que se ha encontrado la podredumbre que atenaza a políticos de sus filas que huyen como las ratas en un naufragio, amiguetes, asistentes a bodas cuasireales muy bien trajeados y con bolsos, joya y relojes fruto de “regalos de Navidad”, “…como es usual y tradicional…” y presidentes de honor que trazaron las líneas maestras de la catástrofe que sufrimos ahora: el pelotazo ladrillero; d) tratar a toda costa de que sean otros quienes solucionen la economía, con el consiguiente desgaste del Gobierno Central, provocando continuamente un enfrentamiento directo contra el Presidente (la misma táctica empleada en tiempos de Felipe Gozález), para procurar ganar las elecciones, sea al precio que sea, y volver a “salvar la patria”; e) erigirse en los “demócratas de toda la vida” ya que “dejan actuar a los jueces…”, si, pero sin Justicia. No saben lo que significa las palabras Justicia y Democracia.

Juez Garzón, los jóvenes de esta España maltratada por algunos, si leen estas palabras, empezarán a entender qué sucede con la injusticia que se comete contra usted, seguirán a favor de la Libertad y la Justicia y, sea cual sea la decisión de sus enemigos, creo que siempre estarán a favor de un juez con carácter, objetivo y ecuánime que ha gestionado las causas más complejas y justas que se han dado en este país de todos: España.

7 comentarios:

Santomerano dijo...

Amigo Bamboso me gustaría si es posible que en un momento determinado hiciera usted una reflexión sobre el PSOE como partido que defiende el "Status Quo" y que además tiene en este momento una enorme cantidad de cargos públicos acusados ante los tribunales, no con la importancia de la "Gürtel", pero si con la suficiente importancia como para que el ciudadano piense que "tanto monta, monta tanto....".
¿ Por qué ese empeño de gobernar con la derecha nacionalista y no con la izquierda nacional?
¿Que significa que el PP y el PSOE hayan votado juntos contra la reforma de la ley electoral que tanto perjudica a los partidos minoritarios?.
¿Donde está la parte de culpa del PSOE en la no reforma del Tribunal?.
Hay quienes creemos que la derecha democrática, progresista y civilizada esta en el PSOE. Por lo que una opción de izquierdas en este País está descartada.

Antonio Campillo Ruiz, "El Bamboso" dijo...

He detectado un error que se debe haber producido en la transcripción de diferentes formatos al incluir mi reflexión en el blog: el apellido del juez que se ocupa de la causa a que me refiero.DONDE SE LEE VALERA, CORRECTAMENTE DEBE LEERSE VARELA. En mi blog personal no se ha producido el error al ser el formato igual que el escrito.

Anónimo dijo...

Bamboso, no dudo de su loable intención sin embargo, creo que con su comentario, intentando desprestigiar al poder judicial no hace ningún bien a la democracia española.

Muestre su acuerdo desacuerdo con total libertad, pero no señale con el dedo, acusando y tratando de hacer ver que las decisiones judiciales sólo serán "buenas" si a usted le parece bien el "currículum" de los jueces implicados.

Habla de jueces con pasado "ideología" cuando de sobra es conocida la de Garzón, y sin ánimo de comparar, no es la ideología lo que debe facultar a un juez para realizar su cometido con rectitud.

Yo no sé mucho de todos estos temas, pero quiero confiar, y confío, en que quien está hay arriba, juzgando, es porque merece estarlo.

Le pido, Bamboso, que confíe en la Justicia como yo lo hago, y deje de señalar buscando el desprestigio. Yo estoy seguro de que Garzón tendrá lo que se merece, esperando además que lo que se merece no sea más que una larga y fructífera carrera judicial por lo que ha venido demostrando de aquí a atrás, que es mucho y muy bueno.

EL CLAVEL AZUL dijo...

Para Anónimo del día 21/4, a las 14:13. Respeto su opinión pero considero que no tiene razón en una cosa: creo que el Bamboso no ha desprestigiado en absoluto al Poder Judicial, al contrario, creo que lo respeta y querría que no estuviese sometido a nada ni a nadie. Él mismo lo expresa así.

Ahora bien, ha expuesto una teoría difícil de contradecir con pruebas objetivas y veraces. Él si las aporta y no son suyas, son de los hechos acaecidos y de los medios de comunicación.

Los jueces, mal o bien que nos pese, yo creo que bien, tienen pensamiento propio y por tanto están sujetos, quieran o no, a sus apreciaciones subjetivas.
Cuando dictan sentencia, para mí, siempre lo hacen objetivamente. Pero sus pensamientos e ideas no los pueden dejar fuera de la sala, van siempre con ellos.

La ideología política del juez Garzón, si la tiene (nadie, excepto él lo sabe), la están arrastrando por los caminos que no dejan cavar para recoger los "despojos de los rojos", unos grupos que han sido y son nefastos para España. A esos grupos pertenecen personas de todas las clases sociales y trabajos. No tendría nada que decir de ellos si su comportamiento fuese democrático y libre. Pero no es así.

Me ha impresionado la expresión que ha dicho el presidente de una de las "asociaciones registradas y legales": "... si este juez es condenado se extirpará el cáncer de la Justicia española..." ¡Qué barbaridad! Cuando un Juez es condenado por malpráctica es un fracaso de todos: del sistema, de la sociedad, de la Facultad en donde estudió y de las oposiciones que ganó.

Cuando al juez Calamita se le condenó yo lo lamenté profunda y sinceramente por nuestro y su fracaso, aún sin estar de acuerdo con sus ideas. Por el contrario este presidente de asociación con nombre rimbombante se alegra de que se condene a un juez que ha instruido causas sin mirar la pertenencia al partido político de los absueltos o condenados, a quien ha luchado con enorme eficacia contra el terrorismo y narcotraficantes, etc.

Quizás la diferencia entre este presidente y yo sea una muy importante en el mundo animal: la racionalidad.

Anónimo dijo...

Clavel Azul me agrada que en este comentario en el que me respondes lo hagas desde el respeto, porque en otras ocasiones hemos tenido algún que otro desencuentro.

Pues bien, respetando al máximo tu opinión sólo quería hacer una precisión sobre la misma. Dices, que la ideología política de Garzón sólo él la conoce, y creo que se te olvida al hacer esta afirmación que fue militante, en las altas "esferas" del PSOE hace unos cuantos años, con lo cual, no es que dejara muy oculta su ideología que digamos.

En este caso, y sin que sirva de reproche hacia su forma de actuar en los juzgados, la cual considero excelente, creo que cualquiera que haya sido político debería estar inhabilitado para ejercer como juez en virtud de la velidez de la separación de poderes contemplada en la Constitución Española. En cualquier caso, está se trata de una apreciación mía.

Anónimo dijo...

¿Y porque tiene una personas sea de la profesión que sea ocultar su ideología? Ustedes saben lo que es tener "ética profesional". Pues como bien dicen en otro de los comentarios miren, miren en la web y verán que hay que ser muy cabal, una cosa es tu profesión y otra tu afinidad política, deportiva, tu vida en general, y si ustedes como bien demuestran no saben separarlo todavía es porque no han pasado aún por uno de los principales pasos para llegar a ella. Pero si todo se lo aclara la web miren en ella.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 18,24, no es que una persona deba ocultar su ideología por su profesión, es que en España existe lo que se denomina la separación de poderes, en virtud de la cual la titularidad del Poder Judicial, del Legislativo, y del Ejecutivo se confieren a un organismo público distinto e independiente uno de otro. Este es uno de los principios que son base del Estado de Derecho Moderno y que además queda recogido en nuestra constitución.

No es un capricho el hecho de que a un juez se le pida independencia con respecto a los otros poderes, más que nada, se trata de un deber, y ni siquiera es que sea una cuestión de "ética profesional" como a ti se te ocurre afirmar, se trata de algo mucho más importante y más grave, puesto que como te dije, queda recogido en nuestra constitución.

He aquí la cuestión, hay quien piensa que tanta interferencia de los políticos en la forma de actuar de los jueces supone también un ataque a alguno de los valores fundamentales del Estado de Derecho y de nuestra Constitución.

Y no hay más.